SESIÓN DE PRIMOS: MARÍA, PALOMA Y GUILLE

Es evidente que el tiempo no acompañó ;-). Durante todo el día hubo nubes y claros. Me pasé el día mirando al cielo y cruzando los dedos para que el tiempo no empeorara ya que no podíamos cambiar la sesión de fecha porque uno de los primos viajaba al día siguiente. 20 minutos antes de empezar la sesión brillaba el sol entre las nubes y la luz era perfecta, suave y difuminada. Cuando llegué a la localización me encontré el cielo negro, negro, negro… pero aunque las condiciones no fueron las ideales finalmente conseguimos estas imágenes llenas de vida y color.